img

Digitalización en las pymes españolas

Desde hace años se habla en cualquier foro que las pymes españolas necesitan digitalizarse y realizar un fuerte proceso de transformación hacia un mundo donde la tecnología lo ha cambiado todo. Hasta hace meses podría parecer que esta transformación era opcional u ocurriría en el largo plazo; pero el mundo ha cambiado y esta opcionalidad y aparente falta de urgencia ha desaparecido, para convertirse en una obligación.

 

La adopción e inversión en tecnología de las pymes españolas ha sido históricamente baja y hay pocas perspectivas de que esto cambie; ya que, según el Índice de Economía y Sociedad Digital, elaborado por la Comisión Europea, únicamente el 14% de las pymes en nuestro país dispone de un plan de digitalización. En este nuevo paradigma digital, la competitividad en costes, históricamente una fortaleza de la empresa española, no es suficiente para ganar en un entorno digitalizado.

 

En un mundo altamente competitivo, transparente y eficiente, todos los planes de crecimiento pasan por una mejora de la productividad, la omnicanalidad en la comercialización y la expansión nacional e internacional.

 

Pandemia del coronavirus y aceleración de la transformación digital

 

Dos tendencias digitales que ya eran de por sí importantes, pero que se han visto particularmente aceleradas durante los últimos meses, debido a la pandemia global, son el ecommerce y el teletrabajo.

 

Si nos enfocamos en el comercio electrónico, vemos como el cierre de canales de venta y distribución físicos provocados por el COVID-19 ha cambiado el comportamiento de compra de todos nosotros. Esta falta de comercio físico ha obligado a aquellos renuentes y rezagados a acelerar la adopción de tecnologías digitales en todos los ámbitos de su vida, incluyendo la búsqueda y compra de productos. 

 

Como prueba de este crecimiento, de acuerdo con Adobe Analytics, las ventas online crecieron un increíble 50% en Estados Unidos solo en el mes de abril. Al mismo tiempo que las ventas online de marcas americanas en España crecieron en 165%.

 

Las compañías que se han beneficiado de este crecimiento han sido aquellas con capacidades tecnológicas avanzadas, mientras que retailers tradicionales como J.Crew y Neiman Marcus han tenido que declarar bancarrota. 

 

La nueva normalidad, o simplemente la nueva realidad

 

Es importante adaptarse a estos cambios y no pensar en el regreso a la “nueva normalidad” sino en una “nueva realidad” que ya está aquí para quedarse. Hay años en los que no pasa nada, y días en los que pasa todo...y acabamos de sufrir esos días.

 

Se acabaron las ventas solo en canales físicos, el marketing off-line, los pagos en efectivo, el arbitraje de precios y esto es porque los consumidores quieren que así sea.

 

Las pymes que fueron visionarias y se adelantaron en su adopción de tecnologías y canales digitales tienen una gran ventaja competitiva. Las que no están digitalizadas, pero están dispuestas a actuar con agilidad, tendrán esperanzas de salir a flote. Sin embargo, las pymes que reniegan de la realidad y no sepan cómo afrontarla, corren un alto riesgo de tener que cerrar sus puertas o quedarse en la insignificancia.

 

Recursos disponibles para que las pymes se digitalicen 

 

Esta velocidad de cambio y la necesidad que las compañías tienen de adaptar aspectos operativos importantes para sobrevivir puede superar los conocimientos y herramientas disponibles actualmente para los gestores. 

 

Una ventaja que pocas pymes conocen y aprovechan es que ya existen una gran variedad de recursos y ayuda para empezar el proceso de digitalización. Estos recursos son fáciles de entender y gestionar. Por mencionar solo algunos

 

Shopify: herramienta que permite la rápida creación de una tienda en línea con servicios de cobro, envío, gestión de inventarios, entre muchas otras capacidades integradas.

 

Google Ads: plataforma de publicidad de Google que permite llegar a prácticamente todos los españoles, pagando solamente por aquellas personas que visitan tu tienda online o realizan alguna acción puntual.

 

Mailchimp y Unbounce: plataformas para hacer campañas promocionales sencillas y mantenerte siempre cerca de tus clientes.

 

Trello: herramienta gratuita para la gestión digital y remota de tareas, colaboración con empleados, proveedores y clientes.

 

Para facilitar el proceso de adopción de estas y otras herramientas digitales, la recomendación es buscar apoyo y asesoramiento. Sin embargo, es importante seleccionar socios que entiendan el negocio y se beneficien solo si generan incrementos en el lucro, no consultores que están incentivados en dar consejos y no necesariamente en generar cambios. 

 

Los proveedores de servicios como agencias de marketing digital y consultores son efectivos, pero resultan caros, y sobretodo el negocio de una pyme no puede dejar estas tareas clave en terceros. No es suficiente un trabajo puntual, es una evolución y adaptación constante.

 

Un socio tecnológico enfocado en servir a las pymes españolas 

 

Un buen socio tecnológico es aquel que, por definición, aporta capacidades digitales complementarias, que tiene los mismos intereses, y está dispuesto a asumir riesgos, así como a aportar recursos financieros para garantizar la viabilidad del proceso de transformación. 

 

Si el dueño de la pyme está pensando más en la jubilación que en poner “patas arriba” la compañía, pero quiere seguir vinculado al proceso de transformación, la búsqueda de este socio estratégico implica también la búsqueda de un comprador. Esta combinación, de socio tecnológico y comprador con capacidad financiera, es más compleja de conseguir, pero es la mejor, o única, alternativa para el dueño, la compañía y sus empleados.

 

En Iberian Ventures somos una compañía con una misión y experiencia única enfocados en invertir en pymes españolas para acelerar su proceso digitalización, al mismo tiempo que generamos beneficios a sus comunidades, empleados y clientes. Si estás buscando vender tu pyme o estás interesado en saber como acelerar tu transformación digital, acércate a alguien como Iberian Ventures.

Contáctanos